Quantcast

Silbato de Ultrasonido TRIXIE

AC201-2257

El Silbato de Ultrasonido TRIXIE es un silbato de metal para perros que ayudará en la tarea de llamar a tu perro ya sea en casa o al aire libre. Se puede sintonizar de forma individual a una frecuencia constante a la que el perro se acostumbrará y reaccionará de la manera deseada. Emite un sonido que  el ser humano no puede oír, sólo el perro lo puede escuchar. El tamaño es de: 8 cm.

A todo dueño de un perro le ha pasado alguna vez: el perro corre en dirección a la calle y lo quiere llamar, pero el perro está demasiado distraído y no reacciona.

El Silbato de Ultrasonido TRIXIE es un silbato de metal para perros que ayudará en estas situaciones. Se puede sintonizar de forma individual a una frecuencia constante a la que el perro se acostumbrará y reaccionará de la manera deseada. También puede usarse para reclamarle dentro del hogar.

El Silbato de Ultrasonido TRIXIE emite un sonido que el ser humano no puede oír, sólo el perro lo puede escuchar. El tono del silbato se mantiene siempre igual y si se acostumbra al perro a este tipo de órdenes, él reaccionará en cualquier situación. Cuando el perro esté al aire libre, el silbato será un utensilio importante.

El tamaño del Silbato de Ultrasonido TRIXIE son: 8 cm.

Modo de uso del Silbato de Ultrasonido TRIXIE:

Los silbidos operan mediante la emisión de una frecuencia de tono alto que el oído humano no puede oír pero los perros sí. Aquí se muestran algunas técnicas que deben tenerse presentes al entrenar perros con un silbato.

- Soplar con el silbato y escuchar. Se oirá el aire que corre a través de la pequeña abertura que es sólo un sonido secundario hecho por el aire a presión a través del tubo de metal, el silbido real no puede ser escuchado por los oídos humanos.

- Ajustar el silbato al perro. Incluso los perros no pueden escuchar todas las frecuencias. Esperar hasta que se duerma y soplar suavemente con el silbato. El silbato tiene una tuerca y un tornillo que ajusta la frecuencia, se debe probar hasta que se reciba respuesta por parte del perro y entonces se sabrá que ha alcanzado una frecuencia que puede oír.

- Usar el silbato para perros con diferentes secuencias de entrenamiento, por ejemplo, una ráfaga larga puede significar “ven”, mientras que una serie de breves ráfagas podría significar “siéntate”. Mantener los comandos de silbidos constantes y el perro siempre sabrá lo que se espera de él.

- Comprar más de un silbato si se tiene más de un perro y responden a diferentes frecuencias. Etiquetarlos para no confundirlos y mantenerlos donde puedan alcanzarse rápidamente asegurándose de utilizar el correcto para cada perro.

- No hay ninguna diferencia en los tamaños excepto para la preferencia de cada persona.

Opiniones (1)

Lazaro A.

24/05/2015
4

Ya no me desgañito cada vez que le tengo que llamar, y además como no suena, tampoco parezco un guardia regulando el trafico, je,je

 
Página:1
Añadir opinión
Cerrar
Danos tu valoración:
Tu nombre:
Tu Email:
Asunto:
Tu opinión:
  Añadir opinión